macrobiótica Murcia

Qué es la Macrobiótica

"La paz comienza en las cocinas y despensas, los jardines y los patios, donde nuestra comida se cultiva y prepara. Las energías de la naturaleza y el universo infinito se absorben a través de los alimentos que comemos y se transmutan en nuestros pensamientos y acciones".
(Michio Kushi)

Un sinfín de estudios empíricos sobre alimentación confirma, que la alimentación macrobiótica es la mejor ‘gasolina’ para nuestro cuerpo. Si queremos mejorar nuestra salud, y no estamos hablando sólo de la salud física, sino también a nivel emocional y mental,  debemos empezar por lo que comemos cada día. La comida diaria es la creadora de nuestra sangre y esta alimentara a nuestros órganos y tejidos, en definitiva a nuestras células que conforman todo nuestro cuerpo.

 

La Macrobiótica no es sólo una acumulación de recetas. Es una enseñanza holística, una manera de vivir, un crecimiento personal continuo. Nos ayuda a entender que el cuerpo, la mente y el espíritu son parte de un todo. Si el sentido de nuestra existencia es tener una vida plena y feliz, con la alimentación macrobiótica lo podemos conseguir. Nos ayuda a potenciar nuestra vitalidad. Nos enseña de forma intuitiva qué deberíamos comer, cuándo deberíamos comerlo, hora del día o estación del año, y cómo deberíamos combinar los alimentos, para poder dar el 100 % de nosotros mismos. ¿Dormir la siesta después del almuerzo? Todo lo contrario. Te sentirás más vital y motivado.

 

Esta dieta se divide en dos categorías opuestas y complementarias que se deben combinar para que no se produzcan excesos ni carencias. Se trata de equilibrar los nutrientes de ambas en busca del principal objetivo de este tipo de alimentación: evitar dolencias y enfermedades, e incluso curarlas.

Las categorías de la dieta macrobiótica corresponden a la ancestral teoría del Yin y el Yang. La existencia de una precisa la de la otra y del equilibrio entre ambas depende la armonía de los fenómenos naturales. Cuerpo, pensamiento y espíritu como parte de un todo.

 

Para realizar una dieta acorde con “el orden del Universo” se ha de tener en cuenta la estación del año, el clima, la latitud, el estado de salud, el anímico y las características personales. Una vez reunidos todos estos puntos se han de ingerir los alimentos Yin (potasio) y Yang (sodio) acordes con los mismos, además se ha de tener en cuenta que para conseguir el equilibrio las proporciones perfectas de compensación de ambas clasificaciones son 5 porciones de Yin y 1 de Yang, ya que la combinación sodio/potasio en el organismo humano es fundamental para el buen funcionamiento del sistema nervioso disminuyendo el riesgo de presión arterial elevada que posiblemente se padecería de tomar más elementos sódicos que potásicos. Seguir estos pasos correctamente nos ayudará a equilibrar la balanza logrando salud y bienestar tanto físico como mental.

 

Principios básicos de la alimentación macrobiótica​​

  • Evitar alimentos procedentes de zonas alejadas al lugar donde se vive

  • Se deben suprimir los alimentos refinados, envasados y procesados

  • Disminuir el consumo del café y del té con colorantes artificiales

  • Se han de reducir al máximo los líquidos

  • Evitar la ingesta de patatas, berenjenas y tomates

  • Comer preferentemente verduras y frutas de cada estación y región

  • Se ha de reducir los alimentos de origen animal

  • Masticar al menos 50 veces cada bocado y comer como máximo 3 veces al día

  • Consumir productos procedentes de agricultura ecológica

  • Cocinar con sal marina no refinada, aceite vegetal o agua, en olla, horno o sartén.

  • Esta dieta se basa en gran medida en alimentos de origen japonés como algas, sopa miso, meboshi, wakame, etc...

  • El alimento estrella son los cereales integrales que se deben consumir en una dieta estándar en un 50% o 60%.

23042.jpg

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe en tu e-mail todas nuestras actividades y eventos